domingo, 3 de febrero de 2013

SEBASTIÁN ALMAGRO CASTELLANOS



SEBASTIÁN ALMAGRO CASTELLANOS

Estrella acrobática del Vuelo sin Motor.
(Foto archivo L.Escorsell)

   Este célebre piloto nació el 18 de Abril de 1924, en la población de Escañuela (Jaén)

   Desde su niñez sintió gran interés por los aviones, afición que seguramente se vio reforzada por el hecho de que en su pueblo había un campo de aviación, al que acudía tan pronto veía aparecer un avión. 

   El vínculo idóneo para canalizar sus inquietudes, fue el Vuelo Sin Motor donde tras realizar el curso de piloto, inicia una brillante trayectoria en dicha especialidad que le llevará muy pronto a obtener las calificaciones de Instructor primero y más tarde Profesor, (asimilado a Teniente del E. del Aire) impartiendo sus enseñanzas por las diferentes escuelas de VSM, principalmente en la de Monflotite (Huesca) donde destaca por su habilidad en el pilotaje y vuelo acrobático. Sin embargo, en aquella época el material de vuelo consistía básicamente en veleros más bién aptos para la enseñanza tales como el biplaza Kranich, y el monoplaza Baby, por ello Almagro no cesa hasta conseguir autorización del Ministerio del Aire, para la  localización de un velero de alta Escuela, que recae en el modelo alemán Habicht LÖ-100, ya que el Alemania era el único país en el que se hacía vuelo acrobático sin motor.

   Con este aparato que bautizó como “Virgen de la Cabeza” Almagro se especializó en la difícil modalidad de vuelo artístico acrobático, convirtiéndose en un referente en todos los festivales aéreos celebrados tanto en nuestro país como en el extranjero.

    El entonces Teniente General Eduardo González Gallarza que había contemplado varias de las exhibiciones de Almagro, le ofrece crear una sección de vuelo acrobático sin motor en la Escuadrilla de Tablada (Sevilla) con la finalidad de competir en campeonatos y entrenar a más pilotos. Como resultado de ello, el nuevo destino de Almagro es Sevilla, dentro del Ala de Caza 7 y más tarde en la Escuadrilla 92, donde tendrá oportunidad de volar muchos aviones con motor con la misma destreza que su mítico velero LÖ-100.

   Años más tarde, fundó su propia empresa aeronáutica que forma hoy el conglomerado de FAASA, empresa dedicada actividades forestales y agrícolas y lucha contra incendios, ubicada en Palma del Río (Córdoba) que opera en el aeródromo de su propio nombre Sebastián Almagro.

   Por toda su brillante trayectoria aeronáutica recibió numerosas condecoraciones y honores tanto de estamentos civiles como militares.

    Todo un referente  para la memoria histórica.

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada