lunes, 8 de abril de 2013

1934 CAE UN AVIÓN MILITAR EN LA RAMBLA DE BARCELONA


1934  CAE UN AVIÓN MILITAR EN LA RAMBLA DE BARCELONA
(Foto: Archivo Municipal)


El 29 de septiembre de 1934, la barcelonesa Rambla de Santa Mónica, fue el escenario de un trágico accidente de aviación, al precipitarse un avión militar sobre  la céntrica vía, frente al edificio del Principal Palace.

A las tres y cuarto de la tarde, evolucionaban sobre nuestra ciudad cinco aviones del “13 Grupo de Caza” de la base aérea del Prat, para tributar los correspondientes honores al malogrado piloto teniente Eduardo Dalias, que había fallecido pocos días antes en el curso de unas maniobras militares celebradas en la provincia de León. Era costumbre en aquella época, sobrevolar el cortejo fúnebre arrojando flores como atributo de sentimiento.

Cuando evolucionaba sobre las Ramblas el avión Breguet XIX 12-97, tripulado por el piloto subteniente Rufino Díaz, y el mecánico Adolfo Madariaga, el aparato sufrió una importante avería en su motor, y su piloto para evitar el grave peligro para la vida de los transeúntes, decidió orientar el avión hacia el puerto con el ánimo y la esperanza de conseguir remontar el vuelo y poder dirigirse hacia un terreno donde las consecuencias fueran menos gravosas.

Pese a los esfuerzos realizados por sus tripulantes, el aparato fue perdiendo velocidad no pudiendo evitar desgajar las ramas de los árboles, cayendo en posición invertida sobre la calzada ante el asombro de varios ciudadanos que se apresuraron a auxiliar al piloto y mecánico que sufrieron lesiones de gravedad, siendo trasladados inmediatamente al Hospital Militar.

También fue auxiliado un transeúnte que presentaba diversas erosiones y contusiones de pronóstico menos grave.

Inmediatamente de ocurrido el siniestro, acudieron los bomberos quienes procedieron con gran rapidez a sofocar el incendio que se había originado a consecuencia del impacto del avión.

Ni que decir tiene, que las consecuencias de este siniestro en el lugar y hora que sucedió podían haber resultado catastróficas.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada