viernes, 14 de noviembre de 2014

Aviones MUSEO DEL AIRE Cuatro Vientos (Madrid) "De Havilland 89 Dragon Rapide"

De Havilland 89 Dragon Rapide G-ACYR en el que el general Franco voló desde Las Palmas (Gran Canaria) a Tetuán (Foto: Gentileza Antonio Conill)

1936 "DE HAVILLAND 89 DRAGON RAPIDE"

La Contienda española tuvo como uno de sus primeros episodios el vuelo del general Franco entre las Palmas de Gran Canaria) y Tetuán el 19 de julio de 1936 a bordo de este avión de registro G-ACYR, que años más tarde su último propietario el inglés Mr.Griffith lo regaló al Jefe del Estado español como pieza histórica.

La experiencia obtenida a partir de los anteriores modelos D.H.84 y D.H.86, dio como resultado el nacimiento del  D.H.89 “Dragon Rapide” equipado con dos motores Gipsy Six de 200 hp. y cuyo primer vuelo de prueba tuvo efecto el 17 de Abril de 1934.

Se llegaron a fabricar 728 Rapide antes que su producción tocara a su fin en 1946, la mayoría en virtud de contratos militares británicos.

Al estallar la Guerra civil en España,  ambos bandos contaron con algunos ejemplares de este avión que en general iban  equipados con ligero armamento.

De los 11 ejemplares que sobrevivieron a las hostilidades, fueron relegados algunas unidades  al Grupo militar de Transporte 40,  y el resto prestaron servicio en Iberia para las rutas de Marruecos y Guinea.

En la década de los años 50  en el aeródromo de Sabadell, operaron dos “Dragon Rapide” civiles de empresas particulares con las matrículas EC-AKO (matrícula original G-AERN) y EC-AGP (G-AMAI) propiedad de las empresas catalanas Metamar, S.A. y  Exportadora de artículos perecederos, S.A. respectivamente.

El  primero de ellos, pese a encontrarse en óptimas condiciones de vuelo (recién efectuada la revisión general de motores y célula y nuevo pintado) en 1960/61 por diferentes motivos, dejo de volar quedando arrinconado en un hangar. Sus propietarios en un gesto de altruismo lo regalaron a un Centro de Beneficencia.Con posterioridad, adquirió dicho aparato, un industrial catalán y posteriormente vendido a un empresario aragonés amante de los aviones clásicos.

Años más tarde paso al Museo del Aire de Cuatro Vientos, que tras una completa restauración, se exhibe en versión militar junto al histórico “Dragon Rapide” G-ACYR que ilustra este trabajo.

Características:

Motores 2 Gipsi Six de 200 h.p. cada uno – Envergadura 14,63 m – Longitud 10,52 m Velocidad máxima 242 km/h – Crucero 225 km/h – Mínima 75 km/h – Autonomía 835 km – Asientos Piloto más 7 ó 9 pasajeros – Peso total 2.750 kg.

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada