martes, 2 de septiembre de 2014

1927 FRANCESCO DE PINEDO ameriza en Barcelona tras su doble travesía atlántica



1927  FRANCESCO DE PINEDO ameriza en Barcelona tras su doble travesía atlántica
(Fotos: Cortesía Stato Maggiori Aeronáutica)


Aunque su carrera fue la naval de la que salió con el grado de oficial de la marina de guerra, su pasión por el vuelo le impulsó a efectuar el curso de pilotaje en 1917 en la escuela de Marina de Trento, donde obtuvo el título de piloto de hidroavión.

En 1925 emprendió su primer gran vuelo partiendo de Sesto Calende, a bordo de un hidroavión Savoia Marcchetti S.16-Ter, en el que realizó un ejemplar vuelo hasta Melbourne y Tokio, acompañado de su mecánico Campanelli, recorriendo 55.000 kilómetros y demostrando su gran capacidad como piloto y navegante.

Este magnífico vuelo, le dio fama mundial y le animó a realizar un nuevo y más importante raid aéreo con el nuevo hidroavión de doble quilla Savoia Marchetti S-55 bautizado con el nombre de Santa María, en el que recorrería parte de las costas del Continente africano, así como, las dos Américas para regresar de nuevo hacia Europa, en compañía del comandante Del Prete y el mecánico Zachetti.

Partió de Caiglari capital de la isla de Cerdeña, para seguir el itinerario siguiente:

Kenitra (Marruecos) Villa Cisneros – isla de Bolama – Dakar – Porto Praia – isla Fernando de Noronha – Natal – Pernambuco – Bahía – Rio de Janeiro – Sao Paulo – Santos – Porto Alegre – Montevideo – Buenos Aires – Parana – Asunción – San Luis de Cáceres – Guaira Mirim – Manaos – Pará – Paramaribo – Georgetown – Pointe a Pitre – Por au Prince – Habana –entrando en EE.UU. por Nueva Orleans – Galveston – San Antonio – Hot Springs – Roosevelt (en esta etapa, cuando  estaba repostando de combustible en el embalse de Roosevelt, la imprudencia de un espectador fumador provocó el incendio del hidroavión que quedó totalmente destruido.

El Gobierno de Italia decidió  enviar otro aparato del mismo tipo, que fue renombrado Santa María II  y  montado en el mismo lugar donde se incendió su predecesor, pudiendo de nuevo proseguir su viaje por toda la costa de los EE.UU. hasta Trepassey Bay (Terranova) lanzándose a la nueva travesía del Atlántico central hasta Azores y Lisboa y tras recorrer las costas meridionales españolas llegó a Barcelona en su penúltima etapa, tras la cual,  finalizaría su vuelo en  Lido di Ostia cerca de Roma el día 16 de Junio, después de haber recorrido 43.820 km. en cuatro meses, coronando con éxito un impecable raid aéreo de difícil ejecución.

En 1928 fue nombrado subjefe de Estado Mayor de la aviación italiana, pero su antagonismo con el mariscal Italo Balbo ministro del aire, conllevó fuera alejado de Italia destinado como agregado de la embajada italiana en Buenos Aires.

En 1933 se retiró del servicio activo militar con la idea de emprender nuevos derroteros aeronáuticos instalándose en EE.UU.
Este mismo año, cuando realizaba la carrera de despegue desde Long Island con un avión monomotor Bellanca, sobrecargado con 1.000 galones (3.785 litros) de combustible, con el que pretendía batir en solitario el récord Nueva York - Bagdad, no logró que el avión consiguiera elevarse estrellándose en el último tramo de la pista, incendiándose inmediatamente provocando la muerte de este célebre aviador italiano a sus 43 años.


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada