domingo, 10 de mayo de 2015

1947 - El coloso del aire y del mar HK-1 "SPRUCE GOOSE" de Howard Hughes

El HK-1 "SPRUCE GOOSE" (Ganso de madera ) de Howard Hughes momentos antes de iniciar su primer vuelo de prueba.


1947 - El coloso del aire y del mar HK-1 "SPRUCE GOOSE" de Howard Hughes (Foto:Archivo Evergreen Museum)


El diseño de este gigante hidroavión, corresponde al ingeniero Henry Kaiser, uno de los mejores ingenieros en el diseño de buques de transporte de la clase "Liberty" que fueron clave para la victoria en la Segunda Guerra Mundial. De ahí, que su primera denominación fue HK-1, aunque más tarde se le bautizara como H-4 Hércules.

Kaiser se alió con el famoso piloto y constructor Howard Hughes, para construir lo que había de ser la aeronave más grande de aquellos tiempos, pensado para transportar 750 soldados totalmente equipados y diverso material de guerra.

En 1942, el Departamento de Defensa norteamericano se había planteado la necesidad de poder mover cantidad de tropas y de material a Inglaterra por el aire a través del Océano Atlántico, pues los submarinos alemanes estaban hundiendo demasiados buques aliados.

El contrato emitido en 1942 establecía la construcción de tres aparatos en un plazo de dos años. Sin embargo, diversas dificultades retrasaron el programa previsto, atribuyéndose como uno de los mayores tropiezos la escasez de materiales como el acero y aluminio que las factorías precisaban para la producción de un gran número de material de guerra que exigía el conflicto bélico. Por todo ello, el hidroavión tuvo que construirse mayoritariamente de madera de Spruce en combinación con resina, un tipo de tecnología similar a la del composite  utilizado hoy en las modernas aeronaves, pero con madera en vez de fibra de carbono.

Pese al ímpetu de Howard Hughes, y los esfuerzos de ingenieros y personal, el hidroavión quedo ultimado a finales de 1947, dos años después de haber finalizado la guerra decidiendo el Congreso estadounidense poner fin al proyecto del Spruce Goose.

El 2 de noviembre de aquel mismo año, con Hughes a los mandos, la gigantesca  aeronave matriculada NX602 logró elevarse sobre el agua de Long Beach, California, a una altura de 20 metros y a una velocidad de 117 nudos (217 km/h) recorriendo algo más de 1,6 millas (2,96 km). Tras este primer tanteo, jamás volaría de nuevo.

El Spruce Goose permaneció preservado durante más de 33 años. Después de la muerte de Hughes en 1976, el Aeroclub de California del Sur, logró encontrar financiación para su traslado de nuevo a Long Beach para ser expuesto al público. Más tarde, fue arrendado por la compañía Walt Disney, y ésta finalmente vendió sus derechos al Evergreen Aviation & Space Museum de McMinnville en Oregón (EUA) donde se erige como símbolo de la capacidad tecnológica del hombre en su afán por la conquista del cielo.

La notoria  contribución de Howard Hughes al desarrollo de la aviación como piloto y constructor (cuya biografía trataremos en capitulo aparte en su día) será siempre con toda justicia uno de los iconos indiscutibles en la historia de la aviación.

Especificaciones técnicas:

Motores: 8 radiales Pratt &  Whitney R-4360 Was Major de 4.000 hp cada uno total (Total 32.000 hp) - Envergadura 97,54 metros - Longitud 66,65 metros - Altura 24,18 metros - Tripulación: 3 - Velocidad de crucero prevista 402 km/h - Peso máximo: 180.000 kg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada