miércoles, 22 de abril de 2015

1940 - DOUGLAS BADER - El As de la RAF con piernas ortopédicas


Douglas Bader al mando del 242 escuadrón dotado de aviones Hurriacane (Foto: RAF)

1940 - DOUGLAS BADER -  El As de la RAF con piernas ortopédicas 

Douglas Bader nació el 21 de febrero de 1910 en St.John´s Wood, un suburbio al norte de Londres. Tras enrolarse en la RAF, muy pronto destacó como piloto de caza por su destreza en las maniobras acrobáticas.

En diciembre de 1931, le sobrevino la tragedia cuando al efectuar un tonel a baja cota,  su biplano Bristol Bulldog se estrelló contra el suelo quedando el avión totalmente destrozado y Bader  extraido entre los restos con heridas de gravedad y con las piernas tan deshechas, que le tuvieron que ser amputadas más tarde en el hospital.

Tras prolongada estancia en el hospital y merced a la implantación de dos prótesis metálicas de aluminio, que sustituían sus piernas, y a una voluntad y tesón propias de su fuerte personalidad, consiguió volver andar con soltura, hasta el punto de poder jugar al golf, entre otras prácticas deportivas, logrando superar su inferioridad, pese a que fue declarado por la RAF baja por invalidez total, viéndose obligado a encontrar un empleo civil en la Compañía Asiatic Petroleum.

En septiembre de 1939, cuando estalló la segunda Guerra Mundial, la fascinación de Bader por la aviación seguía siendo tan fuerte que de inmediato cursó una solicitud de reingreso en la RAF, que le fue denegada, sin embargo, su constancia y su fuerza de persuasión hacia los estamentos militares, permitieron que al poco tiempo vistiera de nuevo el uniforme de piloto.

Tras un período de reentrenamiento, en abril de 1940, fue ascendido a capitán y obtuvo el mando del 222 Squadron dotado con aviones de caza Hurricane. Su espíritu combativo muy pronto le permitió contar en su haber con varios derribos de aviones alemanes. Ascendido a comandante lideró los Squadrones nº 145-610 y 616 dotados con cazas Spitfire que iban reemplazando a los Hurricane.

El 9 de agosto de 1941 en pleno combate, su Spitfire colisionó con un Me-109 sobre el cielo de Béthune (Pas de Calais) logrando saltar en paracaidas pese a que una de sus piernas artificiales quedo atrapada en el interior de la cabina. Fue hecho prisionero por los alemanes hasta que fue liberado por el ejército americano cuatro años más tarde de una prisión próxima a Leipzig (Alemania, sita en el noroeste del estado de Sajonia)

No podemos pasar por alto el trato ciertamente fraternal recibido del alto mando alemán hacia Bader, al extremo de alcanzar un acuerdo entre alemanes y británicos, para que un avión inglés sobrevolara a una hora y lugar determinado sin ser hostigado, a fin de lanzar en paracaidas una pierna artificial nueva para el comandante Bader.

Una vez recuperada de nuevo su capacidad de movimiento no fue un prisionero dócil y paciente, intentando en varias ocasiones  tentativas de fuga. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada