viernes, 20 de marzo de 2015

1938 - HANNA REITSCH piloto de Vuelo sin Motor y piloto de pruebas de la Luftwaffe


La aviadora Hanna Reitsch ante su velero acrobático Habicht (Halcón)  (Foto: Cortesía archivo Fundación Gerhard Fieseler)

1938 - HANNA REITSCH piloto de Vuelo sin Motor y piloto de pruebas de la Luftwaffe

Esta famosa aviadora alemana fue conceptuada como la mejor piloto femenina y como la mejor del mundo por su brillante trayectoria en el campo aeronáutico.

Hija de un oculista, nació en Hirschberg (Silesia) el 29 de marzo de 1912.

Desde su adolescencia se sintió atraída por el vuelo, consiguiendo muy pronto el título de piloto de Vuelo sin Motor en la escuela de Grunau. Mientras en Berlin cursaba sus estudios de medicina, prosiguió su instrucción aeronáutica obteniendo el título piloto de aviones con motor.

Posteriormente en la Escuela de Vuelo sin Motor de Hornberg, ejerció como instructora junto a Wolf Hirth, convirtiéndose en una de las más notables aviadoras acrobáticas. Asimismo, acaparó todos los récords mundiales femeninos de Vuelo a Vela en su participación en las competiciones volovelísticas que visitaron Brasil, Argentina, Finlandia, Portugal y África septentrional.

También se hizo famosa como piloto de pruebas, al efectuar los primeros vuelos de varios aviones prototipos en el Centro alemán de Experimentación de Vuelo (DFS) dirigido por el profesor W.Georgii.

Durante la Segunda Guerra Mundial trabajó para la Luftwaffe en el centro de Rechlin, como probadora de aviones militares. En 1942 tomó parte en las pruebas del avión de caza de propulsión cohete Messerschmitt Me.163 "Komet" con el que sufrió un grave accidente estando hospitalizada durante cinco meses.

Hacia finales de la guerra tuvo un papel destacado en la puesta a punto de bombas volantes inicialmente tripuladas alcanzando a bordo de una V.1  la mayor velocidad conseguida por una mujer, 850 km/h.

El 25 de abril de 1945, ante la insistencia de Hitler de que  Ritter von Greim, comandante en jefe de la Luftwaffe se personara en el bunker de la Cancillería berlinesa, pese a que la capital del Reich se encontraba rodeada por las tropas rusas, Hanna vuela hasta Berlin con  von Greim en un avión Fieseler Fi-156 Storch Cigüeña pilotado por éste, pero el avión es impactado hiriendo al comandante, lo que obliga a Hanna a tomar los mandos logrando aterrizar en la avenida Este-Oeste cerca de la Puerta de Brandenburgo, bajo el fuego de los obuses soviéticos.

Hanna Reitsch se entregó a los americanos en octubre 1945, pasando a ser internada en un campo de prisioneros donde permaneció quince meses.

Tras su liberación continuó con su pasión por el Vuelo sin Motor. En 1952 estuvo en Cuatro Vientos (Madrid) con motivo de la celebración del Campeonato Mundial de esta especialidad, organizado en España. 

Esta admirada aviadora no solo contaba con las más altas condecoraciones del III Reich, sino también le fue otorgado el título de Miembro de Honor de la Asociación Norteamericana de Pilotos de pruebas, entregado por el propio presidente John F. Kennedy.

Falleció a los 67 años después de una corta enfermedad siendo enterrada según su última voluntad en Zalzburgo (Austria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada