domingo, 12 de enero de 2014

1969 CANADAIR CL-215 LUCHA CONTRA INCENDIOS Y SALVAMENTO


1969  CANADAIR  CL-215  LUCHA CONTRA INCENDIOS Y SALVAMENTO
(Foto: Toni Sastre. Gentileza archivo Francisco Andreu ex Comandante de Líneas Aéreas)


El primer avión de este tipo llegó a España en 1969, alquilado por la empresa Servicios Aéreos Agrícolas, S.A. para su utilización en Galicia. A la vista de los buenos resultados obtenidos, se adquirieron dos aparatos que quedaron adscritos al Ministerio de Agricultura con las matrículas civiles EC-BXM Y EC-BXN.

Son conocidos popularmente como “Botijos” ó “Bomberos. Inicialmente constituyeron el 404 Escuadrón en la base de Getafe, formándose más tarde el 43 Grupo de  Fuerzas Aéreas en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Desde el primer momento, la simplicidad de diseño constituyó un requisito primordial junto con la facilidad de mantenimiento y fiabilidad, lo que se consiguió gracias a la incorporación siempre que fue posible de sistemas ya experimentados por la empresa constructora Canadair Ltd. de Montreal. La protección contra la corrosión producida por el agua salada, se logró merced  al uso de materiales resistentes y al sellado de las  diversas piezas durante el montaje.

Para su función contraincendios el CL-215, carga de agua sus dos depósitos del fuselaje con 5.455 litros en 12 segundos. La velocidad mínima de maniobra para aspirar el agua, es del orden de 120 km/h con flaps extendidos, recorriendo unos 1.500 metros durante la ejecución de esta delicada operación. Son conocidos y se han hecho populares en numerosos embalses, playas y puertos de toda la geografía nacional.

A partir de 1989, da comienzo un programa de modernización de la flota al decidir el Ministerio de Agricultura, en estrecha colaboración del Ejército del Aire la adquisición de nuevos aviones del modelo CL-215-T (Turbohélice) así como varios kits de re-motorización, para los aviones de la versión original con motores de explosión. (Como puede apreciarse el avión de la imagen que ilustra este trabajo tomada en 1979 en el puerto de Mallorca, es un modelo con motores radiales convencionales).

En la descarga del agua, la tripulación debe saber acondicionarse a diversos factores tales como la altura de las llamas, las características del terreno, los obstáculos (antenas, postes, torres eléctricas, árboles cerros etc.) así como a las turbulencias y loa poca visibilidad producida por el humo.

La dificultad y peligrosidad de estas misiones vienen contrarrestadas por la alta preparación de sus pilotos y tripulantes, a los que desde aquí rendimos nuestra más sincera veneración por el alto grado de peligrosidad que entraña la labor que realizan.

Especificaciones técnicas del CL-215: 2 motores de 18 cilindros Pratt-Whitney R-2800 de 2.100 hp c/u – Velocidades: Máxima 355 km/h – Crucero 290 km/h – Mínima 115 km/h –Autonomía 2.260 km- Peso vacío 11.300 kg – Peso total 19.731 kg.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada