lunes, 25 de noviembre de 2013

1916 HISTÓRICO PRIMER VUELO BARCELONA-MALLORCA - IMAGEN 2 -



1916  HISTÓRICO PRIMER VUELO BARCELONA-MALLORCA
(Foto: Archivo Centre Excursionista de Catalunya) IMAGEN 2.

El 2 de julio de 1916, fue un día memorable para la historia de la Aviación española. Por primera vez, un aeroplano cruzó el Mediterráneo enlazando Barcelona con la capital balear Mallorca.

El intrépido aviador santanderino Salvador Hedilla, director de la industria catalana de aviación, Pujol Comabella y Cía., consiguió el éxito más completo en este vuelo, que conectó por primera vez en la historia las dos capitales.

Se elevó majestuosamente desde un improvisado campo denominado “La Volatería” del Prat de Llobregat, (hoy aeropuerto) y después de algunas evoluciones para tomar altura, saludó con la mano despidiéndose del público que presenciaba la salida, que lo aplaudió calurosamente.

El aparato que pilotaba, era un monoplano modelo Monocoque número 5, construido por la empresa señalada, equipado con un motor Le Rhóne de 80 hp, que funcionó con gran regularidad.(imágenes 1 y 2)

Tras dos horas y ocho minutos de vuelo, Hedilla se encuentra sobrevolando la Isla sobre la finca “Can Pereantoni”  lugar donde se había previsto el aterrizaje y donde se agolpaba esperándole, cantidad de público, no obstante, a Hedilla no le parece el campo lo suficiente grande y prosigue el vuelo unos kilómetros más allá, aterrizando en un campo de trigo en la hacienda “Son Sunyer”, junto a “Son Banya”, próxima al actual aeropuerto

El Ayuntamiento y la Diputación de Mallorca, habían establecido un premio de 5.000 pesetas y la primera copa Mediterráneo, para el primer aviador que llegara en vuelo a la Isla, premios que se adjudicó ese valeroso aviador.

Otro aviador, que también intentó efectuar este vuelo el mismo día, fue Francisco Coterillo, profesor de vuelo de la Escuela de la misma firma Pujol-Comabella, sin embargo se vio obligado a desistir, como consecuencia de sufrir un incidente en el vuelo de prueba el día anterior, en la carrera de despegue, que le originó la rotura de la hélice y otros desperfectos que imposibilitaron el vuelo.

Años después en el lugar exacto donde tomo tierra Hedilla, se levantaría un monumento conmemorativo, que por razones urbanísticas tuvo que ser trasladado y que hoy, se halla situado junto a la Torre de Control del aeropuerto de Son San Juan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada