sábado, 30 de abril de 2016

1937 Bücker Bü -133 Jungmeister "Semblanza de un avión legendario"


El Popular Bü-133 Jungmeister EC-ALP que fue propiedad del célebre piloto José Luis Aresti, forma parte de la importante colección FIO (Fundación Infante de Orleans)  pilotado por su hijo Felipe Aresti.  (Foto: Cortesía FIO)



Mecánicos militares montando un nuevo motor Siemens Sh.14A en un Bü-133 de la "23 Ala de Caza" Base Aérea de Reus (Tarragona) en 1955. (Foto: Archivo L.Escorsell)


Grupo de aviones Bü-133 Jungmeister, reunidos en el tradicional Show aéreo anual que se celebra en el aeródromo francés Jean-Baptiste Salis -La Ferte-Alais- en Cerny a 45 Km. de Paris.  (Foto: Cortesía Jordi Rull)


 Pareja de Bü-133 sobrevolando Alemania (Foto: Cortesía Hauck-Werbestudios Mannheim)

1937 Bücker - Bü-133 Jungmeister "Semblanza de un avión legendario"

En febrero de 1937, llegó a España el primer avión Bücker -133 Jungmeister (Joven campeón) procedente de Alemania y lo hizo por el puerto de Cádiz, efectuando  su primer vuelo en el aeródromo de Tablada (Sevilla)  siéndole asignado el numeral militar 35-1.

Basado en el éxito adquirido por su precursor Bü-131 Jungmann, la compañía constructora alemana desarrolló el modelo Bü-133 monoplaza, logrando grandes prestaciones para el vuelo acrobático, con lo que la Lufwaffe lo utilizó para las tareas de entrenamiento avanzado, incluida la instrucción inicial de los pilotos de caza. 

La compañía alemana fundó una nueva factoría en Rangsdorf, desarrollando el modelo Bü-133 en 1935, diferenciándose del Bü-131, en su configuración monoplaza por una parte, y de dimensiones algo más reducidas, aunque su construcción general era similar. Las primeras series iban equipadas con el motor lineal  Hirth HM 6 de 140 hp y 160 hp si bien, la serie Bü-133C que fue la más numerosa, iba propulsada por un motor radial de 7 cilindros Siemens Sh.14A de 160 hp.

Este magnífico avión acrobático, fue exhibido en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936, cosechando gran fama en el certamen de Zúrich un año más tarde, en el que consiguió los primeros puestos.

Durante la Guerra Civil española, la zona nacional recibió unos veintiún ejemplares de estos aviones que sirvieron en la Escuela de Transformación de El Copero (Sevilla), tres unidades también lo hicieron en el bando republicano, en la escuela de La Ribera (Murcia).

En la posguerra, la empresa española CASA (Mod. Bü-1133) construyó una serie de veinticinco aparatos, provistos inicialmente con motor lineal Hirth, aunque fueron equipados más tarde con el motor radial Siemens. La serie fue designada (35-21 a 35-45) cambiando posteriormente su denominación por ES-1 (escuela superior) y a partir de 1953 en E1- ó E1B según el tipo de motor.

En su época, se ganó la fama de ser el mejor avión acrobático del mundo, llegándose a construir más de quinientos en Alemania, y otros cincuenta en Suiza, junto con la serie española mencionada anteriormente.

En la década de los años 50 era muy frecuente presenciar  en los festivales aéreos las exhibiciones ofrecidas  por los famosos pilotos  José Luis Aresti  y el Príncipe Cantacuzeno, con este tipo de aviones que lucían la matrículas EC-ALP y EC-AEX respectivamente.

La Fundación Infante de Orleans FIO, cuenta en su flota con el Bü-133 Jungmeister de J.L. Aresti  EC-ALP pilotado por su hijo Felipe Aresti.

La conocida firma española Bücker-Prado, S.L. sita en Albacete, dirigida por el veterano y entusiasta piloto Jesús Ballester, construye auténticas réplicas de los aviones modelos Bücker 131 y 133.

Especificaciones Bü-133 Jungmeister (serie construida en Alemania)

Motor Siemens Sh-14A 160 hp – Velocidad máxima 225 km/h – Crucero 200 km/h – Mínima 80 km/h – Peso vacío 410 kg – Peso total 585 kg.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada