lunes, 29 de agosto de 2016

1986 - La Vuelta al Mundo sin escalas del "VOYAGER"


El Voyager sobrevolando una formación de nubes en el Océano Pacífico a 3.000 metros de altitud
Jeana Yeager 48 años y Dick Rutan 34 años frente al Voyager N269VA

1986 - La Vuelta al Mundo sin escalas del "VOYAGER" 

El 14 de diciembre de 1986 Jeana Yeager y Dick Rutan despegaron de la Base Aérea de Edwards en el desierto californiano de Mojave, para llevar a cabo su vuelo histórico, el primero en rodear el globo sin interrupción y sin repostar. Los dos pilotos pasaron nueve días en una cabina no presurizada que medía poco más de un metro de ancho por algo menos de dos metros de largo.

Los dos pilotos que se fueron alternando en el pilotaje del Voyager, podían descansar no más de tres o cuatro horas seguidas de sueño, moviéndome como contorsionistas en su estrecho nicho.

La aeronave bimotor  diseñada por Burt Rutan (hermano del piloto Dick Rutan) y su equipo, fue concebida para realizar la primera circunvalación del planeta sin necesidad de abastecerse de combustible aterrizando en el mismo aeródromo que fue su punto de partida. 

La idea inicial del diseño de este avión partió de Jeana Yeager, Dick Rutan y su hermano Burt, en el curso de un almuerzo en 1981, proyecto que fue esbozado en la parte posterior de una servilleta. Tras superar toda clase de problemas, tanto técnicos como financieros finalmente el Voyager fue construido por un grupo de voluntarios y una organización creada bajo el nombre de la firma Voyager Aircraft.

Los materiales empleados en gran parte para su construcción fueron fibra de vidrio, fibra de carbono y Kevlar con lo que su peso en vacío era de 426 kg. y con los dos motores incluidos 1.020 Kg. Sin embargo, el máximo al despegue alcanzó los 4.397 kilos como consecuencia del peso de combustible distribuido en sus 17 depósitos.

A las 8:01 del 14 de diciembre de 1986 el Voyager despegaba de la pista más larga de la Base de Edwards, y a medida que iba acelerando las puntas de sus alas se doblaron hacia abajo -como consecuencia del peso del combustible- rozando el suelo dañando sus bordes alares <winglets>. El avión fue acelerando paulatinamente necesitando los 4 kilómetros de pista para alcanzar la velocidad óptima de despegue. Al alcanzar la velocidad de 92 nudos (170 km/h) las alas fueron flexionando hacia arriba lentamente y el Voyager logró despegar ganando lentamente altura hasta la cota de 8.000 pies (2.438 metros).

Les quedaban por delante 42.400 km. de recorrido que culminaron en algo más de 216 horas de vuelo (9 días) comprimidos en un reducido espacio desde donde tuvieron que afrontar, tifones, tormentas, fuertes vientos, y averías mecánicas que les originó una gran fatiga que  a punto estuvo de hacer fracasar su histórico vuelo.

Ambos pilotos experimentaron bruscos cambios de estado de ánimo, teniendo que enfrentarse a un esfuerzo sobrehumano tanto en el aspecto físico como en el psicológico, el cual les resulto agotador, pero finalmente el 23 de diciembre completaron con éxito el círculo con su aterrizaje triunfal en la Base de Edwards de donde habían partido.

Una hazaña norteamericana extraordinaria llevada a cabo con éxito contra todo pronóstico.

Especificaciones técnicas del Voyager N269VA:

Envergadura: 33,80 m - Longitud: 8,90 m - Peso en vacío: 1.020,60 kg - Peso máximo al despegue: 4.397,40 kg - Motores 2: Un Continental O-240 de 130 hp - y un Continental IOL-200 Teledyne de 110 hp - Velocidad máxima: 122 mph (225,9 km/h) Velocidad de crucero promedio: 116 mph (214,8 km/h - Altitud vuelo: 11.000 ft (3.352,8 m) Distancia recorrida reconocida por la FAI 40.212 km.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada